LLOBARROS. EXOTICA & FUZZ: EL ATAQUE DEL MORÓNIDO DE CINCUENTA PIES

Llobarros es el proyecto del guitarrista, teclista y organista Pep Ahuir. Ahuir es un reputado músico con un gran bagaje a sus espaldas, ya bien sea tocando todos los palos del rock o investigando raíces culturales mediterráneas como la Rebétika griega o la música zíngara de Europa del Este, y judía, con referencia especial al Klezmer. Con “las Lubinas”, tradúzcase así al castellano el término Llobarros, crea un nuevo proyecto en el que se integra toda esta sabiduría uniéndola a todo tipo de instrumentales surf, orquestas de exótica clásica, como la de Les Baxter o Martin Denny, rhythm & blues, rock’n’roll y hasta garage punk.

Llobarros no sólo ofrecen una galería de sonidos instrumentales de los 60s, como toda esta oleada de bandas al uso que vemos en la actualidad. Ellos ofrecen algo más: les aportan un toque patrio a sus creaciones, como buenos mediterráneos que son, llegando incluso a recrear marchas moras valencianas, y fusionando todo ello con una temática de tonalidad maligna y misteriosa que los sitúan en el punto más sublime de la Crime Scene Instro.

En directo son tres animales instrumentísticos liderados por el guitarrista, que controla todos los cambios de modo y de tiempo, y que va acompañado de una excelente sección rítmica; con David Vina a la batería, extrañamente punk y jazzístico a partes iguales, procedente de bandas como Kozmick y X-fanekaes, y con Víctor Avinyó, el bajista, quizá el más surfero de los componentes, y que ha tocado en formaciones como Burlons , que fue la génesis de Els A-phonics.

Debo insistir en que sobre todo son un grupo de directo, ya que, no sólo crean espectáculo con su actitud y atuendo a base de trajes, pajaritas y gorros turcos, sino que crean un sonido y unos arreglos hechos exclusivamente para el directo, y que son casi imposibles de reproducir en estudio. Ahí es nada; asistimos al debut en edición de vinilo de un grupo que se recicla con cada actuación. Exotica & Fuzz es un 7’’ que abre en la cara A con La Perla Exòtica, una maravilla surf con alguna reminiscencia punk en la base rítmica. Sigue con Nocturna , otro tema de fabricación propia y de tempo más lento, con percusiones tribales que evocan alguna misión imposible en el Sur del Pacífico. La cara B tiene como primer corte Fuzz Manxú, una brillante versión de la banda brasileña Retrofoguetes, pero con ritmos más sincopados y bailables. Por último, el intenso The Lame (Marxa Mora), donde ponen de manifiesto, con un tempo más denso, las raíces de su parte de procedencia del Mediterráneo.

Estos chicos que nos miran trajeados desde esta portada de disco que nos ofrece una estética muy bien acabada, y muy fiel al estilo del Crime Jazz de los 50s y 60s, nos tienen preparada una edición especial junto a un cómic punk que César Sebastián ha creado para su mascota. Se trata de una lubina gigantesca y monstruosa diseñada por Francesc Soriano, y que muy bien podría haber sido portada de aquellas maravillosas publicaciones de terror, ciencia ficción y ficción pulp del magazine Amazing Stories durante la década de los 30s y 40s. Una joyita que sólo es el preludio de lo que será una extraordinaria serie de ediciones que no podrá faltar en la colección de cualquier amante del surf instrumental o del instro en general. Una edición con la que Llobarros se dan a conocer en primicia de la mano de los sellos Sweet Grooves Records, Monasterio de Cultura, Ola Records y Pipus Records.

Exotica & Fuzz - Vinyl, 7", 45 RPM, EP, Stereo
Contacto:
Compárteme

Deja un comentario